Vaquero Turcios

El otro día me reventó una rueda en la autopista. Iba de camino a Bilbao y me quedé tirado un par de horas entre la espera a la grúa, visitar un concesionario y vuelta otra vez a casa para coger el coche de mi padre antes de seguir ruta. Un lío en el que tuve la inmensa suerte de que no pasó nada grave y que quedarme sin cubierta me hizo parar justamente delante de la impresionante escultura que veo todos los días desde el coche.

Esta escultura tiene 32 años. Sólo dos menos que yo. Fué realizada por Vaquero Turcios para conmemorar la inauguración en 1976 de la autopista “Y” de Asturias. La escultura está colocada en el centro de la Y, en Serín, justo en el entronque Oviedo – Gijón – Avilés. Vamos, que me ha acompañado toda mi vida.

La obra está pensada para que se vea desde el coche, porque en esa zona no se puede parar. ¡Cuantas veces se me pasó por la cabeza parar un día para hacer unas fotos! Pero la multa hubiera sido terrible.

Es un fastidio tener previsto llegar a Bilbao a las 3 y hacerlo pasadas las 5, pero parece que algunas veces, como dice Sabina el diablo va y se pone de tu parte. Tener media hora para contemplar y disfrutar del Cauce de Energía no tiene precio.