Por si Bilbao no tuviera ya suficientes atractivos, he tenido la suerte de encontrarme en la Gran Vía con El Pensador y otras seis obras de Rodin. La muestra forma parte de la exposición itinerante de la Obra Social de La Caixa.

Por cierto, que muy cerca de allí, en la Calle Ercilla también se pueden ver tres meninas, de Manolo Valdés. Estas de manera permanente pues aunque formaban parte de una exposición itinerante -la misma que estuvo en Oviedo-, el ayuntamiento adquirió tres piezas para dejarlas en esa calle.