Me pareció la única con una cierta gracia en el puesto callejero de camisetas para cristianos.