Si existe una calle en el mundo que sea icono de la moda y el lujo, esa es la Quinta Avenida de Nueva York. Esta calle que nace en Washington Square se extiende paralela a Central Park por el Upper East Side hasta la calle 142 en Harlem.

A principio del siglo XX las familias más adineradas de Nueva York se trasladaron a la franja de la Quinta Avenida situadas entre las calle 59 y 96. A lo largo de esta calle encontrarás el Empire State Building, la Biblioteca Pública de Nueva York, el Rockefeller Center y la Catedral de San Patrick´s.

Pero también las tiendas de las firmas de moda más importantes: Gucci, Louis Vuitton, Chanel, Prada…;  pero sin duda es el escaparate de Tiffanys en el que más turistas se retratán, café en mano, como popularizara Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes.

Entre las calles 58 y 59 está FAO Schwarz, un paraiso de juguetes para grandes y pequeños que no se resistirán a emular a Tom Hanks en Big saltando sobre el piano gigante. Y también entre la 58 y la 59 encontrarás el cubo de Apple (de 10 metros de lado), que sirve como entrada a su Apple Store totalmente subterránea y que es visita obligada para los maqueros.

Esta entrada forma parte de la guía de viaje a Nueva York en marzo de 2010